Día Mundial de Sensibilización sobre el TDAH

El Día Mundial de Sensibilización sobre el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que se celebra hoy, 13 de Julio, fue propuesto en 2012 por el profesor Russell A. Barkley a través de una carta a la OMS.

Este día nos proporciona la oportunidad de proveer información fiable que ayudan a educar y clarificar los mitos que giran en torno del TDAH.

¿QUÉ ES EL TDAH?
El TDAH es una trastorno neurobiológico que afecta tanto a adultos como a niños. Es descrito como un patrón persistente o continuo de inatención y-o hiperactividad e impulsividad que impide las actividades diarias o el desarrollo típico. Los individuos con TDAH también pueden experimentar dificultades para mantener la atención, la función ejecutiva (o la habilidad del cerebro para comenzar una actividad, organizarse y llevar a cabo tareas) y la memoria de trabajo.

¿A QUIÉN AFECTA?
El TDAH afecta alrededor de un 5 a 7% de niños/as y un 4 a 5% de adultos en todo el mundo.

¿QUÉ TIPOS HAY?
Según el Manual estadístico y de diagnostico de los trastornos mentales, quinta edición, (DSM-5, en inglés), existen tres tipos descritos de TDAH:

• Inatento
• Hiperactivo-impulsivo
• Inatento e hiperactivo-impulsivo combinado

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CARATERISTICAS?
Falta de atención
Un patrón de falta de atención a menudo presenta las siguientes características:

  • No es capaz de prestar atención minuciosa a los detalles o comete errores por descuido en los trabajos escolares
  • Le cuesta permanecer concentrado en tareas o juegos
  • Parece no escuchar, incluso cuando se le habla directamente
  • Tiene dificultades para seguir instrucciones y no logra terminar las tareas o los trabajos escolares
  • Tiene problemas para organizar tareas y actividades
  • Evita o le disgustan las actividades que requieren un esfuerzo mental de concentración, como la tarea escolar
  • Pierde los elementos necesarios para las tareas o las actividades, por ejemplo, juguetes, asignaciones escolares, lápices
  • Se distrae fácilmente
  • Se olvida de hacer algunas actividades diarias, como las tareas del hogar

Hiperactividad e impulsividad
Un patrón de síntomas de hiperactividad e impulsividad a menudo presenta las siguientes características:

  • Está inquieto o da golpecitos con las manos o los pies, o se retuerce en el asiento
  • Le cuesta permanecer sentado en el aula o en otras situaciones
  • Está en constante movimiento
  • Va de un lado para otro o trepa en situaciones no apropiadas
  • Tiene problemas para jugar o realizar actividades tranquilas
  • Habla demasiado
  • Da respuestas apresuradas o interrumpe a quien le hace preguntas
  • Tiene dificultades para esperar su turno
  • Interrumpe conversaciones, juegos o actividades de otros, o se entromete en ellas

¿QUÉ CAUSA EL TDAH?
Las investigaciones actuales ha puesto de manifiesto que el TDAH es en gran medida resultado de factores genéticos, si bien también puede aparecer como consecuencia de daños prenatales en el desarrollo del cerebro y, en un pequeño porcentaje, se debe a lesiones cerebrales ocasionadas después del nacimiento.

La mayoría de los casos de TDAH pueden ser puramente atribuidos a causas genéticas. Los factores ambientales, que no parecen jugar un papel relevante en la etiología inicial de TDAH, tienen sin embargo una marcada influencia en su evolución. En otras palabras, los genes marcan el escenario, pero ciertas causas ambientales podrían gatillar los síntomas de TDAH.

¿QUÉ PASA EN EL CEREBRO DE ALGUIEN QUE PADECE TDAH?
El cerebro de alguien que padece TDAH es único. Regula la atención y la emociona de manera diferente. Además es maravillosamente creativo, aventurero y sensible.

Científicos del cerebro han encontrado que deficiencias en un neurotransmisor, la norepinefrina, esta relacionado con el TDAH. La norepinefrina esta ligada con la dopamina, que es el encargado de al controlar los centros de recompensa y placer del cerebro.

El cerebro TDAH parece estar ligado a deficiencias en cuatro regiones funcionales del cerebro:

  1. Corteza Prefontal: Esta region esta encargada de coordinar el funcionamiento de la atención, funcion ejecutiva y organización.
  2. Sistema límbico: Esta región regula las emociones y la atención. Deficiencias en esta región puede causar inatención, volatilidad emocional o intranquilidad.
  3. Ganglios Basales: Estos circuitos neurales regulan la comunicación dentro del cerebro. Deficiencias en esta región puede causar que la información tenga un “corto circuito” resultando en falta de atención e impulsividad.
  4. Sistema Reticular Activador: Es el mayor sistema de retransmisión del cerebro. Una deficiencia en este sistema puede producir dificultades en la atención, hiperactividad o impulsividad.

¿CÓMO SE HACE UN DIAGNÓSTICO DE TDAH?
Por lo general, se realiza un diagnóstico de trastorno por déficit de atención/hiperactividad a menos que los síntomas centrales del TDAH comiencen temprano en la vida (antes de los 12 años) y creen problemas significativos en el hogar y en la escuela de manera continua.
No hay una prueba específica para el TDAH. Se requiere de un abordaje multidisciplinar que incluya profesionales de la salud (Por ejemplo: Pediatría, psiquiatría, neurología, psicología y psicopedagogía).

¿QUÉ SE TOMA EN CONSIDERACION PARA HACER UN DIAGNÓSTICO?

  • Examen médico para ayudar a descartar otras posibles causas de los síntomas
  • Recopilación de información, p. ej., cualquier problema médico actual, historial médico personal y familiar, y registros escolares
  • Entrevistas o cuestionarios para los miembros de la familia, los maestros de tu hijo u otras personas que lo conocen bien, como cuidadores, niñeras y entrenadores
  • Criterios* del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. DSM-5, por sus siglas en ingles, (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría).
    * Al menos 6 criterios presentes antes de los 12 años de edad, por un periodo continuo de al menos 6 meses, para Inatención y/o Hiperactividad/impulsividad, en dos escenarios (por ejemplo, escuela y hogar) y que los síntomas interfieran con el funcionamiento social, escolar, laborar o calidad de vida.
  • Escalas de calificación del TDAH para ayudar a recopilar y evaluar información.

¿QUÉ TRATAMIENTOS HAY?
Los tratamientos estándar para el TDAH incluyen medicamentos, terapia conductual, asesoramiento y servicios educativos. Estos tratamientos pueden aliviar muchos de los síntomas del TDAH, pero no lo curan. Puede llevar un tiempo determinar qué funciona mejor para cada caso.

El TDAH se encuentra entre las patologías psiquiátricas con más posibilidades de abordaje terapéutico. Entre el 75% y el 90% de personas que padecen con TDAH, responden positivamente a los tratamientos disponibles, incluida la medicación, con un mayor grado de mejoría en las áreas más significativas de su vida que la que se consigue en cualquier otra condición psiquiátrica.

¿CÓMO AYUDAR A NUESTRO/A HIJO / HIJA?
El primer paso es aceptar que esta condición requiere una intervención multidisciplinaria y una actitud colaborativa entre padres, maestros y profesionales de la salud. Es necesario recordar que todos somos únicos y diferentes. Hay que respetar los distintos ritmos y estilos de aprendizaje. La familia debe propiciar un ambiente estable donde se sientan aceptados, respetados y amados. La disciplina positiva refuerza la autoestima y los ayuda a sentirse seguros.

Para motivar a los niños/as y adolescentes es necesario:

  • Reforzar su autoestima. Ayudarlo a descubrir sus cualidades y habilidades, que pueden ser muchas de acuerdo a su tipo de inteligencia predominante. Puede ser distraído, pero a la vez ser creativo, alegre, inteligente, espontáneo, cariñoso, gracioso, amable.
  • Felicitar sus avances y logros, aunque no haya conseguido los resultados esperados.
  • Comprender y aceptar que el error es parte del aprendizaje. En caso se frustre con facilidad, ayudarlo a encontrar soluciones, brindándole apoyo, orientación y alternativas. Recordar que los padres somos los mejores modelos.
  • Respetar sus ideas y puntos de vista; en caso no estar de acuerdo, es necesario fundamentar el por qué.
  • Evitar las comparaciones con sus hermanos o con otros.

Para fomentar la capacidad de organización se recomienda:

  • Ayudarle a encontrar un espacio cómodo para trabajar, que tenga el mínimo posible de distractores.
  • Enseñarle a planificar y organizar su trabajo preparando el material necesario con anticipación.
  • Guiarlo en la elaboración de su horario. Para los niños pequeños se recomienda que elaboren un horario en físico con dibujos o ilustraciones. Para los que manejen herramientas tecnológicas, se recomienda usar herramientas como Google calendar codificando los cursos por colores, con la ventaja de que la alarma les avisará 10 minutos antes.
  • Orientarlo a utilizar su agenda escolar u otro planificador para organizar su trabajo mensual, semanal y diario. Esto lo ayudará a secuenciar y dosificar las tareas.
  • Recomendarle empezar por las tareas más importantes (Priorizar) para hacerlas con mejor disposición. Guiarlo para que aprenda a desagregar las tareas complejas, realizándolas en pequeñas partes.
  • Acostumbrarlo a utilizar listas y poner cotejos.
  • Recomendarle programar un tiempo de descanso entre tareas, para que pueda estirarse, caminar, tomar agua o hacer ejercicios de relajación.
  • Enseñarle diversas estrategias para organizar la información: subrayado, esquemas, fichas, mapas conceptuales, uso de mnemotécnicas para recordar la información importante.
  • Ayudarlo a reflexionar sobre los avances y revisar su trabajo antes de entregarlo.
  • Formarlo para que desarrolle autonomía y hábitos saludables de higiene, alimentación, estudio y sueño. Los hábitos transmiten seguridad y estructura.
  • Motivarlo a compartir responsabilidades en casa de acuerdo a su edad: Por ejemplo, llevar la ropa sucia al tacho, poner la mesa, dar de comer a las mascotas, etc.

Referencias:
Additude magazine. Larry Silver, M.D.,“The Neuroscience of the ADHD Brain” Sacado de: https://www.additudemag.com/neuroscience-of-adhd-brain/

American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM-5), Washington, D.C.: American Psychiatric Association.

Centro Nacional de Recursos para el TDA/H: Un programa de CHADD (NRC por sus siglas en inglés). Adaptación de: Lo que sabemos #2: Criando a un niño con el TDA/H. Sacado de: https://chadd.org/understanding-adhd/recursos-en-espanol/

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. Sacado de:
https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/adhd/index.html

Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH). Manifiesto . Sacado de; http://feaadah.org/admin/directorioarchivodocumental/docdow.php?id=166

Mayo Clinic. “El TDAH en Niños” Sacado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/adhd/symptoms-causes/syc-20350889

Mayo Clinic. “El TDAH en Niños” Sacado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/adhd/diagnosis-treatment/drc-20350895

Ministerio de Educación de Perú. Cartilla para familias de estudiantes con Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) https://resources.aprendoencasa.pe/perueduca/orientaciones/familia/inclusion-cartilla-para-familias.pdf

Heidi Guerra Saleta

Neuropsicóloga Clínica

Compártelo en tus redes
Menu