Mi pareja me quiere dejar. El arte de “saber escuchar”

“Creo que es momento de que terminemos”. “Ya no quiero seguir en esta relación”. “Ya no me siento como antes”. “Las cosas ya no son iguales”.

¿Qué hacer cuando escuchamos de nuestra pareja alguna de estas frases? Pues todo se puede resumir en una sola frase: saber escuchar.

Lo primero es saber escuchar con paciencia y atención a tu pareja. Para la mayoría de las personas el hablar de sus emociones es algo difícil; por eso es importante que le dejes expresarse. Dale tiempo de hilar sus ideas y exponerlas con calma, permite que termine todas sus oraciones, que haga pausas para pensar y que permanezca en silencio el tiempo que sea necesario. No te abalances a responder a sus planteamientos, aún cuando te sientas provocado para rebatirle o no estés de acuerdo lo que dice. Escucha y ve tomando notas mentales de los puntos más importantes a los cuáles quisieras referirte cuando sea tu turno de hablar.

Por otra parte, debes saber escuchar la esencia del mensaje que tu pareja te está queriendo transmitir con sus palabras. ¿Realmente te está diciendo que quiere terminar la relación? ¿O quizás te está pidiendo un tiempo para pensar? ¿O te está expresando insatisfacción en algún área de la vida de pareja; o sus deseos de que algunas cosas sean diferentes entre ustedes? ¿Quizás te está diciendo que está confundido/a emocionalmente y quiere saber qué opinas tú? Por el hecho de que en algún momento de la conversación salga de su boca la palabra “terminar” no significa que ésta es la esencia del mensaje. Así que no te desesperes de inmediato y procura entender qué es lo que tu pareja te quiere decir o pedir. Haz todas las preguntas que necesites hacer para estar claro en cuál es el mensaje que tu pareja te quiere transmitir. Preguntas como: “¿por qué te siente así?”, “¿desde cuándo piensas esto?”, “¿a qué te refieres con eso?”, “qué he hecho para que te sientas así?’ o “¿me podrías dar un ejemplo para entenderte mejor?” pueden ser tus mejores aliadas para buscar escuchar con claridad el mensaje de tu pareja.

Ahora bien, saber escuchar a tu pareja no es lo único; también debes saber escuchar tu propio mundo interior. Es bueno que estés atento a cómo te sientes mientras tu pareja te está hablando. Es probable que descubras que algunas de las cosas que te dice tu pareja te hacen sentir herido/a, te molestan, te generan tristeza, te dan rabia, las consideras injustas o crees que no son ciertas. Debes estar atento/a a lo que vas sintiendo y procurar no reaccionar de manera instintiva impulsado por lo que estás sintiendo. No te dejes guiar de tu rabia, tus heridas, tu tristeza o tu orgullo a la hora de responder a los planteamientos de tu pareja. Más bien exprésale lo que sentiste mientras van hablando y explícale por qué te sentiste así.

También es bueno saber escuchar el tono de la conversación mientras tu pareja te habla y mientras le respondes. Si entiendes que los ánimos están caldeados, que la conversación se ha tornado hostil, que alguno de los dos se nota muy frustrado, o si alguien ha comenzado a incurrir en conductas agresivas es buen momento de detenerse y dejar la conversación para otro momento.

Si después de terminar la conversación con tu pareja han decidido darse un tiempo para reflexionar sobre lo que está ocurriendo en la relación, te exhortamos a que durante dicho período también mantengas una actitud de escucha. Sigue atento a tu mundo interior: ¿Cómo te sientes luego de la conversación? ¿Cómo has reaccionado a las palabras de tu pareja? ¿Qué sientes hacia tu pareja en estos momentos? ¿Cómo manejas los sentimientos de abandono? ¿Algún miedo te atormenta?

Es importante que pongan alguna fecha específica para volver a reunirse y conversar sobre cómo se han sentido. Te sugerimos que durante dicho período mantengas la menor comunicación posible con tu pareja. Si quieres escuchar la opinión de alguna amistad, familiar, consejero, psicólogo o guía espiritual, este es un buen momento para hacerlo. Dentro de cualquier conversación que sostengas al respecto mantén las misma actitudes de escucha ya recomendadas.

Si luego de haberse dado un tiempo y conversar de nuevo sobre la situación tu pareja decide terminar definitivamente contigo, pues es momento de escuchar el deseo de su corazón y dejarle ir. La única regla a seguir en estos casos es saber aceptar y soltar.

Hay muchas personas a las cuáles soltar les resulta extremadamente difícil. Algunos manifiestan dificultades para manejar la tristeza, problemas con los celos, miedos profundos al abandono, baja autoestima, problemas para manejar la rabia, deseos incontrolables de venganza, dificultad para manejar las frustraciones y los sentimientos de impotencia, ansiedad y miedos sobre el futuro, problemas con el control, o en el peor de los casos dificultad para manejar los impulsos de agresión verbal y física.

Si eres de los que se les hace muy difícil aceptar y respetar la decisión que tu pareja ha tomado y soltar; o si estás teniendo dificultad para conversar con tu pareja sobre la posibilidad de terminar su relación, es esencial que busques ayuda profesional para trabajar en estas áreas.

Con una Maestría en Psicología Clínica de Columbia University, Nueva York, EE.UU. Es egresado de Psicología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Tiene un entrenamiento en Dialectical Behavioral Therapy y Good Psychiatric Management por el Borderline Personality Institute del McLean Hospital, Harvard University. En su práctica utiliza un enfoque ecléctico que combina los métodos cognitivo-conductual, sistémico, analítico y humanístico. Actualmente trabaja con adultos, con adolescentes y niños. Además, realiza evaluaciones psicológicas de personalidad, cognitivas y vocacionales.
Compártelo en tus redes
Menu