Navidad 101: ¡No sé si quiero ir a la cena de navidad!

Por: César A. Fernández

¿Tienes esta duda y no sabes qué hacer? El primer paso es descubrir cuál es la razón o trasfondo que te está haciendo dudar de ir.

¿Hay algún conflicto vigente que estés evadiendo?
¿Estás anticipando preguntas incómodas de parte de tus familiares?
¿No te sientes de ánimo para estar acompañado?
¿Quisieras hacer algo diferente este año?
¿No te gustan las fiestas?

Luego de haber identificado la razón detrás de tu duda de si ir o no, puedes evaluar si es una razón lo suficientemente fuerte para ti, y qué tan probable es que la situación que anticipas se presente.

Puedes luego armar un plan de antemano para afrontar la situación en el caso de que ocurra. Puedes imaginar la situación en tu mente y cómo la manejarías de forma asertiva y rápida.

Por otro lado, también piensa en las cosas agradables que puedes experimentar en el compartir navideño, y las razones por las cuáles sí valdría la pena asistir.

Si tus razones para no asistir son lo suficientemente fuertes para ti, imagina en tu mente comunicándoles de manera asertiva dicha decisión a tus familiares. Piensa si habría alguna consecuencia social / familiar para ti por no asistir, y trata de tomar la decisión te parezca más razonable.

¡Sea cual sea tu decisión, piensa siempre en ti y en tu bienestar emocional!

Con una Maestría en Psicología Clínica de Columbia University, Nueva York, EE.UU. Es egresado de Psicología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Tiene un entrenamiento en Dialectical Behavioral Therapy y Good Psychiatric Management por el Borderline Personality Institute del McLean Hospital, Harvard University. En su práctica utiliza un enfoque ecléctico que combina los métodos cognitivo-conductual, sistémico, analítico y humanístico. Actualmente trabaja con adultos, con adolescentes y niños. Además, realiza evaluaciones psicológicas de personalidad, cognitivas y vocacionales.
Compártelo en tus redes
Menu