Síndrome de la cabaña: Muchos no querrán salir de sus casas luego del confinamiento

A partir de mañana, en RD, comenzamos poco a poco a salir de la cuarentena, pero hay quienes no querrán hacerlo.

Quizás a ti, que desde el primer día de cuarentena estuviste contando los días para regresar a tu rutina previa, esta afirmación te parezca descabellada. Pero a un buen segmento de la población le costará mucho volver a retomar su ritmo de vida.

Estas personas pudiesen experimentar el llamado “síndrome de la cabaña”. ¿Qué es esto? Imagina el siguiente escenario: estás en el medio de un bosque y de repente te ves perseguido por un oso y te refugias en una cabaña de madera (y para fines de este relato hollywoodesco digamos que la cabaña tiene alimentos enlatados suficientes para dos años). El oso decide hacer vida alrededor de la cabaña por un tiempo. Después de tres meses parece ser que el oso por fin se ha alejado. ¡Ya puedes salir! Pero el problema es que ahora ¡no quieres!

Por extraño que te pueda parecer, te has acostumbrado a estar ahí dentro. La vida fuera de la cabaña está llena de amenazas, inclemencias del tiempo, un oso que parece ser que ya no está, pero que no sabes cuando pueda volver. En fin, las paredes de tu cabaña de madera te hacen sentir seguro y protegido; mientras que el mundo externo se siente como peligroso e incierto.

¡Este es el síndrome de la cabaña! Un conjunto de síntomas emocionales y mentales que se puede observar en individuos que han tenido que pasar un tiempo prologando de aislamiento forzado, y que luego presentan dificultades para regresar a su ritmo de vida anterior.

¿Qué podemos esperar ver en este grupo de personas?

Los más ansiosos podrán presentar miedo a regresar a los espacios públicos o a tener cualquier tipo de interacción humana (aún con las debidas precauciones y distanciamiento).

Los más introvertidos, con síntomas de fobia social y de personalidad evitativa se acomodarán a los “beneficios” que les puede haber traído la pandemia; como haberse liberado de los compromisos sociales que les resultan incómodos de tener o ser un refugio frente al estrés que le provocan los desafíos de la vida.

¿Te identificas con alguno de estos escenarios? De ser así lo ideal sería iniciar un proceso terapéutico para prepararte para el regreso gradual a tu ritmo de vida. HAZ CLIC AQUÍ

Es importante aclarar que “el Síndrome de la Cabaña” no es un diagnóstico formal de la ciencia de la psicología. Es el nombre que popularmente se le ha dado a casos como el descrito en el articulo, pero sí puede ser que, las personas que se identifiquen, presentes síntomas de otras condiciones psicológicas como ansiedad, agorafobia, hipocondría, trastorno evitativo de la personalidad, fobia social, entre otros.

Con una Maestría en Psicología Clínica de Columbia University, Nueva York, EE.UU. Es egresado de Psicología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Tiene un entrenamiento en Dialectical Behavioral Therapy y Good Psychiatric Management por el Borderline Personality Institute del McLean Hospital, Harvard University. En su práctica utiliza un enfoque ecléctico que combina los métodos cognitivo-conductual, sistémico, analítico y humanístico. Actualmente trabaja con adultos, con adolescentes y niños. Además, realiza evaluaciones psicológicas de personalidad, cognitivas y vocacionales.
Compártelo en tus redes
Menú