Una alternativa más acelerada para quienes buscan recuperar su bienestar
y equilibrio emocional sin interrumpir su rutina diaria.

En nuestra experiencia los síntomas responden mejor a un abordaje multidisciplinario y multimodal. Por esto, hemos diseñado el Programa Intensivo de Recuperación para aquellos pacientes con crisis emocionales, procesos de adaptación o readaptación, trastornos de la personalidad o problemas de adicción que necesitan una atención más estructurada, acelerada o urgente.

En esta modalidad, los pacientes del programa siguen un plan de tratamiento psicoterapéutico y/o psiquiátrico personalizado, multidisciplinario y multimodal, asistiendo a sesiones individuales y grupales durante la semana.

Es un esquema de tratamiento ambulatorio que funciona también como alternativa al internamiento clínico, permitiéndole al paciente recibir el abordaje integral que necesita, sin tener que interrumpir su rutina.

Elementos claves para un tratamiento intensivo exitoso:

  • Evaluación inicial completa del paciente.
  • El tratamiento integral del individuo, incluyendo el problema presentado, así como cualquier otra dimensión médica, psicológica, social, familiar, y/o vocacional.
  • Planes de tratamiento individualizados y orientados a metas.
  • Modalidades de tratamientos basados en la evidencia cientifica.
  • Acceso a intervenciones psiquiátricas y psicofarmacológicas, en caso de ser necesario.
  • Seguimiento a la estabilidad del paciente al salir de programa.
  • Fomentar la participación del paciente en grupos de apoyos adicionales.

Psicometristas:

Realizan una evaluación inicial completa del paciente para determinar las necesidades de tratamiento.

Director Clínico:

Diseña y asegura la aplicación correcta del programa junto al resto del equipo.

Terapeuta de Cabecera:

Es el terapeuta principal y quien introduce el programa al paciente. Da un seguimiento más preciso, participando de sesiones individuales cada semana. Posee una visión global de las necesidades del paciente.

Coordinación Clínica:

Da seguimiento a la asistencia, tratamiento y progreso del paciente. Es el enlace principal de comunicación entre los familiares, el paciente y el resto del equipo clínico involucrado.

Equipo de Psicólogos:

Realizan intervenciones puntuales a través de sesiones individuales o grupales para atender las necesidades específicas del paciente.

Psiquiatra:

En caso de ser necesario, realizará una intervención psicofarmacológica y sesiones de seguimiento.

Menu