Dirigido a niños, adolescentes y adultos.

Bajo este esquema, un equipo de dos o más profesionales aporta en el proceso terapéutico de un solo paciente, siendo esta una alternativa ambulatoria para quienes necesitan recuperar su bienestar y equilibrio emocional sin interrumpir su rutina diaria.

Programa para niños

  • – Sesiones dos veces por semana con el niño
  • – Sesiones quincenales o mensuales con los padres
  • – Duración mínima tres meses según módulo/s a trabajar

Módulos

  • – Ansiedad
  • – Depresión
  • – Déficit de atención e hiperactividad
  • – Bienestar emocional
  • – Conductas oposicionistas y desafiantes
  • – Manejo de ira y agresividad
  • – Regulación de las emociones
  • – Tolerancia al estrés emocional

Complementos según las necesidades del niño:

  • Terapia familiar
  • Terapia del juego
  • Arte terapia

Programa para
adolescentes y adultos

Dirigido al tratamiento de:

  • – Adicciones
  • – Depresión
  • – Trastornos alimenticios
  • – Crisis Emocionales
  • – Trastornos de personalidad
  • – Traumas
  • – Víctimas de violencia de género
  • – Procesos de adaptación o readaptación

Elementos claves
para un tratamiento
intensivo exitoso:

  • Evaluación inicial completa del paciente
  • El tratamiento del individuo, incluyendo el problema presentado así como cualquier otra dimensión médica, psicológica, social, familiar, y/o vocacional
  • Planes de tratamiento individualizados y orientados a metas
  • Modalidades de tratamientos basados en la evidencia científica
  • Acceso a intervenciones psiquiátricas y psicofarmacológicas, en caso de ser necesario
  • Seguimiento a la estabilidad del paciente al salir de programa
  • Fomentar la participación del paciente en grupos de apoyos adicionales

Psicometristas:
Realizan una evaluación inicial completa del paciente para determinar las necesidades de tratamiento.

Terapeuta de Cabecera:
Es el terapeuta principal y quien introduce el programa al paciente. Da un seguimiento más preciso, participando de sesiones individuales cada semana. Posee una visión global de las necesidades del paciente.

Equipo de Psicólogos:
Realizan intervenciones puntuales a través de sesiones individuales o grupales para entender las necesidades específicas del paciente.

Director Clínico:
Diseña y asegura la aplicación correcta del programa junto al resto del equipo.

Coordinación Clínica:
Da seguimiento a la asistencia, tratamiento y progreso del paciente. Es el enlace principal de comunicación entre los familiares, el paciente y el resto del equipo clínico involucrado.

Psiquiatra:
En caso de ser necesario, realizará una intervención psicofarmacológica y sesiones de seguimiento.

Menu